Casa Firjan da Indústria Criativa 

El palacete residencial de estilo ecléctico francés, datado de 1906, que perteneció a la noble familia Lineu de Paula Machado, fue adquirido por la Federación de Industrias de Río de Janeiro, y totalmente restaurado y adaptado para albergar la Casa Firjan da Indústria Criativa. 

Situado en una zona señorial y transitada de la zona sur de Río de Janeiro, el Palacete Lineu de Paula Machado y sus jardines han sumado un anexo contemporáneo y se han transformado en un centro de educación y cultura, con un jardín abierto al público, que ha devuelto este hermoso ejemplar a la vida de la ciudad. 

El edificio anexo, cuyo proyecto fue objeto de un concurso de arquitectura, planteaba el reto de diseñar un edifico moderno capaz de responder a las necesidades del extenso programa del centro de industria creativa y tecnológica de Firjan y, al mismo tiempo, se integrara en el ambiente del edificio protegido como patrimonio cultural y ofreciera un espacio público a la población local. 

El proyecto ganador, premiado como Mejor Edificio Nuevo en el concurso anual organizado por el Instituto de Arquitectos de Brasil (IAB-RJ), firmado porLompreta Nolte Arquitetos en colaboración con Atelier 77, crea un espacio que alía sus sectores, destaca las actividades, se abre a los flujos y áreas públicas y une su interior al exterior, creando visibilidad, interacción y aprendizaje.  

Durante la construcción del nuevo edificio, se consiguió preservar los árboles de gran porte mediante la creación de una plaza interior entre la Casa Firjan y el Palacete, que crea un espacio de encuentro y permite entrever las dos épocas constructivas.  La geometría del edificio se compone de dos bloques sobre una única cimentación, conectados en la planta superior. Las distintas secciones del edificio se comunican a través de un recorrido que se sitúa en gran parte en la fachada, en un ambiente exterior. El vacío creado entre los bloques forma parte de este recorrido y constituye una plaza elevada para las actividades libres de los estudiantes. 

Otro aspecto destacado del proyecto son los materiales elegidos para la construcción del edificio. Las fachadas, marcadas por su transparencia, están compuestas por grandes paneles de cristal intercalados con paneles Viroc de color gris, que les confiere un aspecto abierto y acogedor. Las fachadas interiores, orientadas a la plaza de la Casa Firjan y al Palacete, también poseen grandes paneles de cristal, así como una segunda «piel» compuesta por verticales móviles de madera, que proteger los espacios interiores de la luz directa del sol, al tiempo que permiten vislumbrar las actividades internas.  

La versatilidad, resistencia y durabilidad de Viroc, combinadas con el aspecto moderno y rústico del hormigón, hacen que el panel se integre de forma ejemplar a las exigencias del proyecto, que destaca por su diseño funcional y actitudes sostenibles. El panel Viroc expuesto también se utilizó en el interior, en paredes y suelos, y en algunas zonas del edificio se ha mecanizado y perforado para cumplir la función de panel acústico.  

En el edificio, también podemos encontrar el panel Viroc gris como muro de cerramiento que rodea el terreno contiguo al edificio. Los paneles que componen el muro se mecanizaron y personalizaron, lo que confiere exclusividad al proyecto. 

Además de la iluminación natural de las fachadas acristaladas y el sombreado de los brises, su sistema de canalización reutiliza el agua de lluvia y las aguas residuales, y se capta energía solar para reducir el consumo de electricidad. Una ventilación natural y sistemas de aire acondicionado económicos completan la eficiencia energética del complejo arquitectónico. El proyecto también ha sido distinguido con una segunda posición en el Premio de Arquitectura Saint-Gobain – Hábitat Sostenible en la categoría de «Proyecto Institucional». 

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on linkedin

Newsletter